miércoles, 8 de octubre de 2008

Dos días en Tierra Media

Sin parar en Junquera, se fueron entre risas, pese a que la posada a dulce malta olía. Por la Senda de Maggot traqueteando se fueron. Tom bailaba y saltaba en el carro, contento. Sobre El Habar, estrellas; luz en casa de Maggot; los sorprendió la noche, pero hay fuego esperando. Los hijos y las hijas saludaban corteses; para la sed, la esposa les traía picheles. Hubo alegres canciones, cuentos, bailes y cena. El buen Maggot brincaba con su cintura gruesa, Tom bebía en cabriolas, y bailaban las hijas Repique de campanas; y la esposa reía.

En paja, helecho y pluma los demás se acostaron. Juntaronlas cabezas Tom y Pies Embarrados, cambiando junto al fuego nuevas de las Quebradas, y de allí hasta las Torres; de marcha y cabalgata, de cebada y collalbas, de la siembra y la siega; chismes de Bree, la forja, el molino y la feria; susurros de los árboles, el viento en los alerces, en el Vado altos Guardas, y las Sombras allende. Al fin se durmió Maggot sentado junto al fuego. Tom partió antes del alba: como entrevistos sueños, alegres, tristes y otros de advertencia secreta.

La puerta nadie oyó, la lluvia mañanera se llevó sus pisadas,no dejó en Mithe rastro; nadie en Fin de la Cerca oyó cantos ni pasos.

Fragmento del poema Las Aventuras de Tom Bombadil, de J.R.R.Tolkien
Fotos: VI Aderthad-e-Norrochrim (Septiembre 2008)

2 comentarios:

Edanna Dhae dijo...

¡Argh! que, que...
¡Buaaaaaa yo quiero!

Al fin te pillamos :)

Besitos

Aker dijo...

Yo estuve allí ^^

Sociable